Restaurantes chilenos se reinventan con tecnología

Spread the love

El rubro gastronómico fue uno de los sectores más perjudicados por la pandemia de Covid-19. Según cifras del IMACEC, la economía marcó una caída de un 15.3% durante mayo del año pasado, mes que quedó marcado como el peor registro de la historia para la industria gastronómica.

Ya golpeados por el estallido social, los restaurantes que no se vieron obligados a cerrar definitivamente tuvieron que despedir empleados, y otros adoptar la modalidad de reparto a domicilio para intentar sobrevivir. A casi un año del inicio de las cuarentenas, y ante una pandemia más vigente que nunca, la reactivación de la gastronomía en Chile depende de alternativas más eficientes, modernas y seguras a las formas tradicionales de pedir comida desde la mesa y del hogar.

Más de 200 clientes entre ellos, restaurantes, patios de comida de centros comerciales, hoteles y casinos, apostaron por QRmenu como solución tecnológica para comenzar una potente reinvención -post pandemia- hacia la era digital en la atención culinaria.

La plataforma online elimina la tradicional carta física del restaurante y sin necesidad de descargar ninguna aplicación, QRmenu la reemplaza por un menú interactivo accesible como código QR, desde el que los consumidores pueden pre-ordenar sus platos, realizar un pedido y posteriormente pagar sin contacto desde su smartphone, mejorando con ello su experiencia gastronómica, y contribuyendo a evitar el contacto físico con todo personal.

Las razones tras la rápida expansión de QRMenu radica en los beneficios que obtienen los dueños de restaurantes. Uno de ellos es que el menú se enriquece, ya que las imágenes y videos de los platos facilitan la elección por parte de los clientes.

Además, la autoatención permite una optimización del tiempo u una mayor rotación de mesas. Por último, la analítica de los patrones de comportamiento de los usuarios favorece la fidelización, incrementando el rendimiento del negocio y mejorando la eficiencia operativa, todo ello manteniendo a su personal y clientes seguros.

Presentes en patios de comida y boulevard gastronómico de Parque Arauco, como solución de Room Service en hoteles como Hilton, Cumbres, Noi Vitacura, o Radisson, cadenas de restaurantes como Bariloche, Juicy Lucy y Burger Truck, o incluso en la toma de pedidos desde tragamonedas y bares de Casino Sun Dreams Monticello, la innovadora plataforma opera en tres modalidades distintas.

En primer lugar, está presente como servicio de delivery, desde el propio sitio web de los locales de comida. En contraste con los servicios de delivery tradicionales, QRmenu se alza como una alternativa más conveniente gracias a dos importantes ventajas:

Potente analítica: gracias a la implementación de machine learning e inteligencia artificial, la plataforma permite identificar y predecir patrones de comportamiento de los usuarios, información que permite al comercio hacer un marketing segmentado y así aumentar sus ventas.

Comisión cero: las «delivery apps» pueden cobrar a los restaurantes desde 7% hasta el 30% por cada pedido, comisiones que reducen las ganancias incluso cuando llegan más órdenes. QRmenu, en cambio, ofrece servicio de delivery sin comisiones, factor que ayuda a que el gremio pueda seguir siendo rentable en estos difíciles momentos, aparte de potenciar su marca entre todas las que se promocionan en cada aplicación, y disponer de la base de datos de todos los usuarios que compraron desde su propio portal web. En el caso que el restaurante combine con deliveries de última milla, QRmenu posibilita también concentrar todos dichos pedidos de última milla en una sola plataforma, facilitando la operación del negocio.

La segunda modalidad permite «saltarse la fila» en los centros comerciales o restaurantes de largas filas, concurridos preferentemente por oficinistas con poco tiempo disponible, pre-ordenando y pagando desde el celular anticipadamente, ya sea desde la oficina, calle o pasillo del mall, sin necesidad de esperar a ser atendido. Una vez que el pedido esté listo, el usuario sólo pasará a retirar, ahorrando tiempos de espera innecesarios.

Así, la experiencia de salir a comer será más planificada. Ya no significará más filas, además reduciendo contagios y pérdidas de tiempo. La plataforma no interviene recaudando las transacciones de sus clientes, y acepta todo tipo de medio de pago, incluyendo Transbank, billeteras electrónicas, y tickets restaurante.

Por último, la tercera modalidad permite a los comensales auto atenderse en su mesa, ordenando y pagando desde el smartphone, sin dinero en efectivo, sin tarjetas, y sin necesidad de llamar al mozo.

La inteligencia artificial ayuda al usuario en la elección del plato, según los gustos o preferencias ya trazados en sus anteriores visitas, sugiriendo primeramente al igual que Netflix lo hace con películas, y complementando sus preferencias con alternativas, tal como lo hace Amazon con las recomendaciones.

QRMenu permite además la reserva de mesa de acuerdo con los aforos permitidos, informando al usuario cuando hay disponibilidad de la cantidad que busca, evitando con ello espacios vacíos no utilizados, optimizando el recurso del restaurante.

El ambicioso proyecto nació en plena pandemia del 2020, ante la necesidad de los restaurantes de ofrecer una alternativa a la carta física. Así surgió la idea de reemplazarla por una carta digital interactiva disponible desde el celular del comensal, que garantice el menor contacto físico y ofrecer una mejor experiencia gastronómica al cliente con la optimización de sus tiempos mediante la autoatención y la inteligencia artificial.

Deja un comentario