Gremios advierten “desmantelamiento” de la salud pública

Spread the love

Desde el Colegio Médico, la Fenats, el Colegio de Psicólogos y Psicólogas y otra decena de organizaciones, señalaron que el Gobierno busca reducir el presupuesto para el sector. Subsecretaría de Redes reconoció que un 39% de los funcionarios contratados por la pandemia serán despedidos en las próximas semanas.

Las mejores cifras de la pandemia es el argumento de la Subsecretaría de Redes Asistenciales para anunciar el despido de unos 8 mil funcionarios de la salud a honorarios que fueron contratados para enfrentar la pandemia por el Covid 19.

A esto se suma el anuncio de que otros 13 mil se mantendrán hasta el mes de diciembre cuando se evaluará si siguen o no se renovarán sus convenios para un nuevo periodo.

Una de las razones que explican desde el Minsal es que de las 4 mil 500 camas críticas que se dispuso en los momentos más críticos de la pandemia, hoy el sistema cuenta con 2 mil 300 a raíz de la sostenida disminución de demanda por Covid 19 y se espera bajar a mil 100 en los próximos meses.

Para algunos especialistas, la baja es un problema ya que armar estos cupos no es sencillo, considerando además la necesidad de personal calificado para las salas UCI.

Desde los gremios de la salud señalaron que se trata de un verdadero “desmantelamiento por parte del Gobierno de Chile de los avances que ha tenido la Salud Pública durante la pandemia”.

En una declaración pública, una treintena de organizaciones de trabajadores del sector señalan que “los reportes desde los distintos territorios del país dan cuenta del cierre de camas, desvinculaciones de miles de funcionarios junto a la estrechez presupuestaria que limitan la operación normal de los hospitales que, en varios casos, han debido suspender cirugías electivas y procedimientos diagnósticos”.

La presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, indicó que “la pandemia no ha terminado y debemos hacernos cargo de una avalancha de atenciones desplazadas. Es por ello que nos parece inentendible la suspensión de los presupuestos para trazabilidades de la atención primaria como también para la respuesta hospitalaria”.

La especialista recordó además que “hoy los casos van al alza y a esto se suma las mayores libertades individuales. Es por ello que hoy más que nunca necesitamos tener fortalecido el control de los brotes desde los territorios. Así también sabemos que hay muchas personas que no han podido acceder al sistema sanitario, que presentan patología oncológica, enfermedades cardiovasculares descompensadas, algunos de ellos ni siquiera que hemos podido diagnosticar. Es por eso que necesitamos redirigir toda la fuera de tarea montada para la pandemia y poder ir en búsqueda de esos pacientes”.

Siches agregó que “hacemos un llamado al Gobierno a no perder la lógica sanitaria y no desmantelar el fortalecimiento de la salud pública que logramos producto de la pandemia”.

Sochimef critica política del Gobierno

Las críticas al Gobierno por su decisión de disminuir los presupuestos para la atención de salud también fueron expresadas desde la Sociedad Chilena de Medicina Familiar, Sochimef.

Al respecto, el Médico de Familia Camilo Becerra, aseveró que “la autoridad sanitaria nos ha sometido a un falso dilema, ya que ellos argumentan que este cambio en la estrategia de las acciones de Testeo, Trazabilidad y Aislamiento (TTA) en la Atención Primaria, obedece a que deben retomar las atenciones desplazadas producto de la epidemia y enfocarse en la estrategia de vacunación. Como Sociedad Chilena de Medicina Familiar consideramos que se deben realizar todas las acciones necesarias para controlar la epidemia y además retomar las atenciones desplazadas. Nos entrega un presupuesto acotado y nos da a elegir entre realizar acciones de trazabilidad o retomar las acciones desplazadas o de vacunación”.

Becerra agrega que “hay una incoherencia porque cuando se produce un brote epidémico es la Atención Primaria a la cual los usuarios recurren. La única forma de retomar atenciones es controlando la epidemia, y eso se logra a través de vacunación y las medidas no farmacológicas como la TTA.  No se nos tiene que dar a elegir al respecto. Esta medida no tiene sustento en la realidad, las comunas donde su APS ha tenido un buen desempeño en trazabilidad, no necesariamente tienen peor desempeño en atenciones desplazadas ni en vacunación. Más que recortes necesitamos presupuesto adecuado y que se implemente la coordinación para seguir desarrollando nuestras funciones principalmente en los municipios que se han visto más afectados”.

En esa línea, la sociedad envió una carta dirigida al Ministro de Salud, Enrique Paris, donde exponen que “a pesar de los consejos de expertos de sociedades científicas, epidemiólogos/as y salubristas del país, una vez más se hipoteca la posibilidad de controlar la transmisión de los casos desde el territorio. Sabemos quiénes pagarán los platos rotos en un país social y económicamente tan desigual como Chile. Fuera de cualquier romanticismo ideológico, la gestión local de la APS, el enfoque en los determinantes sociales de la salud y la territorialidad son herramientas clave para cualquier intervención sanitaria de alcance universal que se pretenda instalar en Chile. La erradicación de la viruela, la caída en la desnutrición y mortalidad materno-infantil, el control del cólera y el tifus, la reducción de las muertes por enfermedad respiratoria en niños y niñas; todos ellos son ejemplos de que la APS de base territorial es y será el lugar donde montar las acciones preventivas y promocionales”.

El documento, además, recuerda al Minsal que “la Sociedad Chilena de Medicina Familiar participó activamente en la mesa para el fondo extraordinario de salud de dos mil millones de dólares que realizó la Cámara de Diputadas y Diputados de la República de Chile. Nuestras propuestas están recogidas en ese documento que está en sus manos. En sus manos está, también, retomar el trabajo conjunto y coordinado con la APS, que usted mismo inició cuando asumió su trabajo como Ministro de Salud”.

Deja un comentario