Incautan 6 vehículos con franquicia para discapacitados que no eran usados por beneficiarios

Spread the love

Una serie de operativos realizados durante las últimas semanas permitieron al Servicio Nacional de Aduanas incautar 7 vehículos, cuyos propietarios vulneraban los beneficios o franquicias bajo los cuales fueron adquiridos y autorizados para su circulación.

Los exitosos resultados se lograron en base al trabajo de análisis de perfiles de riesgos hecho por los funcionarios del Departamento de Fiscalización de la Aduana Regional de Talcahuano, en el marco del Plan de Integrado de Fiscalización (PIF) de Vehículos que es coordinado desde la Dirección Nacional de Aduanas. Una vez levantada la información se realizó una investigación para dar con la ubicación exacta de los automóviles.

Seis de estos casos corresponden a infracciones a la Ley N° 17.238, que en el artículo 6 establece la posibilidad de importar “vehículos con características técnicas especiales, cuyo manejo y uso sea acondicionado especialmente” para personas discapacitadas, que contempla el otorgamiento de una franquicia con exención de impuestos equivalente al 50% del arancel aduanero.

Sin embargo sus dueños, personas con esta condición que habían accedido al beneficio de manera regular, se los habían entregados a familiares para usarlos, lo que está expresamente prohibido por la normativa que se aplica a este tipo de vehículos y los beneficios que se otorgan.

El Director Regional de la Aduana de Talcahuano, Claudio Cid, explicó que “es muy importante que las personas que acceden a estas franquicias las utilicen correctamente, para evitar que en nuestros procesos de fiscalización habituales detectemos irregularidades que redunden en la incautación de los vehículos”.

Añadió que “como Aduanas constantemente estamos realizando charlas informativas acerca de las franquicias para discapacitados y de otros beneficios similares, con el objetivo de que los usuarios puedan acceder a ella de manera informada”.

Los autos fueron incautados desde los domicilios por un equipo de fiscalizadores de la Aduana Regional de Talcahuano, con apoyo de Carabineros, en las comunas de Hualpén, Chiguayante, Coronel y Penco.

Los decomisos correspondieron a 3 automóviles BMW, uno del año 2007 avaluado en US$ 3.500, y los otros del 2005, por US$ 7.000 y US$ 2.500, respectivamente. También se requisó un Audi del 2008 con valor aduanero de US$ 4.067; un Nissan Fairlady del 2002 avaluado en US$ 3.960; y un Nissan Dualis del 2008 con un valor de US$ 4.068.

De la misma forma, se detectó un séptimo auto marca Toyota que había sido adquirido bajo franquicia de Zona Franca en Coyhaique, pero que fue traído hasta Penco de manera ilegal y sin respetar la circulación restringida a la Región de Aysén que corresponde al beneficio tributario usado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *