Parlamentarios oficialistas y de oposición piden al Gobierno poner fin a la concesión de Essal

El suministro hídrico fue repuesto completamente en la ciudad, pero un día después, los habitantes están desconfiados de su calidad, por lo mismo, el alcalde ha cerrado algunos centros de salud, mientras continúan los emplazamientos al Ejecutivo para que determine el fin de la concesión a la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos S.A (ESSAL).

Pese a que este domingo se normalizó el suministro de agua potable en Osorno, la crisis sanitaria no termina, y la desconfianza por la dudosa calidad del suministro está hoy presente en las aproximadamente 200 mil personas que sufrieron durante diez días por su total interrupción.

Así lo confirmó el propio alcalde de Osorno, Jaime Bertín, quien indicó que la gente continúa dudando de inocuidad del agua, abasteciéndose aún de estanques y camiones aljibes instalados en la vía pública.

El representante comunal, indicó que este domingo tuvo que cerrar todos los Servicios de Atención Primaria de Salud (SAPU) de la zona, y este lunes, un Centro de Salud Familiar (Cesfam), hasta que la Seremi correspondiente pueda asegurar mediante análisis, la calidad del agua potable, ya que se alertó de la presencia de coliformes fecales en el suministro en el centro asistencial.

El alcalde de Osorno, recalcó que la falta de transparencia por parte de las autoridades y  la compañía, sumado a las constantes irregularidades cometidas por la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos S.A (ESSAL), el daño a la salud de las personas, hacen que se deba determinar el fin de la concesión.

Los propios habitantes de Osorno ratificaron que para el consumo humano, este sigue siendo a través de agua embotellada, debido a la grave contaminación con hidrocarburos en la planta de ESSAL.

La vocera de la Asamblea Ambiental de la ciudad, María Inés Barrera, recalcó que existe confusión entre los residentes y múltiples denuncias por la aparición de alergias a la piel.

Recordemos que el propio Presidente Piñera, aseguró que se aplicarán contra ESSAL “las mayores sanciones según la ley” y además indicó que se perfeccionará la legislación sanitaria.

El Gobierno solicitó a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) que acelerara su investigación, con la que se determinarán las sanciones que se apliquen a la compañía, las que podrían alcanzar los 600 millones de pesos y la posible caducidad de la concesión.

Esta mañana, representantes de la Democracia Cristiana llegaron hasta La Moneda para entregar en la oficina de partes una carta al Presidente Sebastián Piñera, para exigir que se ponga fin a la concesión de ESSAL.

El timonel de la colectividad, Fuad Chahín, expresó que además de presionar para que se ponga fin a la concesión de la empresa sanitaria, perseguirán las responsabilidades políticas del gobierno por no haber decretado zona de catástrofe.

A esta solicitud se sumaron representantes de Chile Vamos, quienes luego del comité político en la Moneda pidieron poner fin a la concesión acusando un actuar negligente de la empresa frente a la comunidad, además de las graves consecuencias que ello ha implicado en términos de salud y económicas para la región.

Recordemos que la ley establece que, para que se pueda quitar la concesión a ESSAL, solo se debe hacer a través de un decreto supremo del Mandatario y fundado en un análisis técnico de la Superintendencia del sector, que debe considerar el historial de cumplimiento de la compañía, el tipo de infracción normativa, gravedad de la crisis sanitaria y el detalle de las causales legales para declarar la caducidad de la concesión, entre otros aspectos.

By: Radio Uchile / Diario tvcanal5.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *