Valentina Bustamante, la boxeadora italiana que quiere pelear por Chile en los Juegos Olímpicos

La joven de 24 años es hija de padre chileno y está a la espera de una respuesta de parte de la Federación Chilena de Boxeo para participar en el proceso clasificatorio rumbo a Tokio 2020.

“Me fui de Chile hace como treinta años y desde entonces vivo en Italia, me casé, tuve dos hijos y la mayor pudo sacar el pasaporte chileno”, así parte su historia, Juan Andrés Bustamante, ciudadano chileno y padre de la boxeadora olímpica, Valentina Bustamante, joven deportista de 24 años y que, pese a vivir toda su vida en Italia, quiere representar a Chile en los próximos Juegos Olímpicos.

“Valentina hizo su debut en mayo de 2016 y al ver que tenía muchas capacidades comenzamos a trabajar juntos. A partir de 2017 comenzamos a ganar torneos nacionales y a participar en torneos internacionales. En todos los campeonatos en los que hemos participado ganamos medalla”, afirma con orgullo Fabio Paragnani, entrenador de Valentina en Italia.

¿Por qué entonces una deportista de tantas condiciones y que podría hacer carrera en un medio más competitivo y con mejor proyección decide representar a Chile? La respuesta la entrega el propio Fabio Paragnani.

“El equipo nacional italiano siempre ha privilegiado las preferencias políticas y las amistades por sobre los resultados. Por lo mismo, decidimos intentar participar en el Preolímpico de Buenos Aires representando a Chile, dado que ella cuenta con el pasaporte chileno, y con un poco de suerte podríamos clasificar en Buenos Aires o en mayo en París”.

De Bérgamo a Tokio

El camino de Valentina a los Juegos Olímpicos de Valentina Bustamante comenzó en Bérgamo, su ciudad natal. Ahí comenzó a practicar deportes de contacto, primero el karate, disciplina que desarrolló desde los 6 años de edad.

“Nací en Bérgamo y me mudé a Pavia para estudiar en la universidad fisioterapia. En Pavia comencé a practicar boxeo con Fabio y, en el año 2016, tuve mi primera pelea“, recuerda Valentina respecto de sus primeros pasos en el pugilismo, disciplina que comenzó a practicar por el esfuerzo que hay que poner en su práctica.

“Del boxeo me gusta que tengas que poner todo de ti, sin excusas. Requiere mucha dedicación, voluntad y sacrificio. También me divierte mucho cada vez que entro al ring. Soy competitiva, me gusta ganar y demostrarme fuerte”, señala Valentina.

La boxeadora italiana de padre chileno agrega que el boxeo le ayudó mucho a superar momentos difíciles que ha tenido que afrontar en los últimos años. “En estos tres años he aprendido mucho sobre mí. sobre cómo puedo enfrentar cada dificultad y cómo puedo trabajar de manera constante día a día. Además me ha ayudado a enfrentar momentos difíciles, cuando comencé a boxear, mi madre tuvo una enfermedad neurológica grave y fue muy complicado”, relató.

Las conversaciones con la Fechibox

Su entrenador Fabio Paragnani se comunicó con Chile para ver la posibilidad de que Valentina pudiese representar a nuestro país en los Juegos Olímpicos. Si bien en un comienzo la Federación Chilena de Boxeo vio con buenos ojos esta posibilidad, en los últimos días las conversaciones se han estancado.

Nos enviaron una propuesta el 23 de noviembre con dos opciones: hacer campamentos de entrenamiento desde febrero hasta el torneo en Buenos Aires, en Chile, Cuba, Puerto Rico y una segunda opción que era continuar entrenando acá en Italia con Fabio y participar en torneos”, señala Valentina.

Finalmente optaron por elegir la opción dos, considerando que tanto Valentina como Fabio tienen compromisos laborales en Italia, pero solicitaron una suma de dinero cercana a los 12 mil dólares para costear parte de la preparación y los viajes para participar de torneos allá en Europa.

En ese sentido, Fabio Paragnani afirma que desde que enviaron esa propuesta no han tenido respuesta de los dirigentes de la Federación Chilena de Boxeo “Si el problema es el dinero, queremos decirle a la gente de la Federación que ese no es un impedimento, nosotros podemos solucionar eso acá en Italia, lo único que queremos es que Valentina pueda pelear por Chile”, sostiene Paragnani.

Dentro de los logros de esta zurda de 24 años y 1.70 mts. de estatura, están el campeonato de mujeres que se realizó en Chieti, también el universitario de Catania, el torneo Internacional Frauenturnier de Bensheim, Alemania y la Liga de Boxeo para Mujeres de Italia en 2018.

Además consiguió medallas en el Golden Girl Box Championship de Suecia en el presente año y el Campeonato Nacional Italiano donde perdió en la final ante la mundialista Francesca Amato.

By: Claudio Medrano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *