Financiamiento para los Cosoc

Los Consejos de la Sociedad Civil (Cosoc) han tenido desde su nacimiento una piedra del zapato: La ley 20.500 que los creó, no consideró el financiamiento. Con esa premisa en mente, y en Santiago, nos reunimos con el subsecretario de Desarrollo Regional (Subdere) Felipe Salaberry, los máximos timoneles nacionales de ChileCosoc y nuestra directiva regional.

Esto, en el marco del trabajo que venimos desarrollando en los Ríos, cuyo primer capítulo se produjo hace unas semanas con la presentación de un proyecto de mi autoría que dentro de algunos días pasará a Sala para ser votado, y que busca precisamente garantizar a los Cosoc el debido financiamiento para participar de las actividades a las cuales son convocados por los diversos organismos del Estado.

En tal sentido, quiero agradecer la buena acogida y el apoyo transversal a esta iniciativa, en especial a quienes me asistieron en su elaboración y me acompañaron en las gestiones en la capital: el presidente Regional de los Cosoc Santiago Guarda y su directiva integrada por doña Gloria Poblete (tesorera) y Guillermina Pedraza (secretaria), así como a los vicepresidentes nacionales don Daniel Oyarzún y Alejandro Jimenez.

Este proyecto, que ingresó a trámite bajo el folio número 652, es el primero de varios que esperamos presentar éste y el próximo año para enriquecer el debate en torno a la representación civil en la cuestión pública. Se suma y complementa con otro recientemente aprobado por mis colegas y que actualmente está siendo evaluado en manos del Ejecutivo, que otorga el derecho a estar protegido contra accidentes a los dirigentes de juntas de vecinos y organizaciones comunitarias, así como poder ser reembolsados en los gastos por representar a sus organizaciones.

En este tipo de materias la visión es clara: Nos interesa avanzar en fortalecer la participación social en la construcción del país y el perfeccionamiento de sus instituciones y su democracia. Pero también, nos importa que esa construcción sea con una mirada especial y particular desde las regiones y el regionalismo.

Creo que por aquí va el camino correcto cuando hablamos de fortalecer la participación ciudadana: robusteciendo las organizaciones funcionales y territoriales, acercando la toma de decisiones a las personas, abriendo espacios de diálogo institucionalizados; pero a la vez, garantizando que se haga en condiciones justas y accesibles para todos quieren ser parte de la cuestión cívica.

Bernardo Berger Fett
Diputado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *