Bachelet permanecerá en Venezuela para hacer seguimiento a los acuerdos con el Gobierno

La Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, informó que parte de su equipo permanecerá en Venezuela para hacerle seguimiento a algunos acuerdos alcanzados con el Gobierno.

En rueda de prensa, la funcionaria informó que dos oficiales de derechos humanos ofrecerán asistencia y asesoría técnica humanitaria, y además estarán encargados de «monitorear la situación» en el país suramericano.

Indicó que algunos integrantes de su despacho tendrán acceso a los centros de detención  para «hablar confidencialmente con los privados de libertad».

Asimismo, comentó que el propósito de su primera visita fue establecer una relación más cercana con las autoridades y «escuchar a todos los actores» para «trabajar por los derechos humanos de los venezolanos».

De igual forma, recalcó que tuvo la oportunidad de escuchar «historias desgarradoras» de personas tanto del chavismo como de la oposición, por lo que se comprometió a abogar por la justicia de los afectados «sean quienes sean» los perpetradores.

También se mostró preocupada por la «exacerbación» de la crisis económica en Venezuela a causa de las sanciones unilaterales impuestas por EE.UU., que afectan principalmente a la industria petrolera nacional y la comercialización del oro.

Bachelet llegó el miércoles en la tarde al país tras ser invitada por el presidente Maduro en el 2018, y sostuvo reuniones con miembros del Gobierno y sectores de la oposición durante tres días.

Última jornada

Este viernes, en su última ronda de encuentros, la funcionaria de Naciones Unidas sostuvo una reunión con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. Al concluir la cita, que duró más de una hora, no hubo declaraciones a la prensa.

Asimismo, Bachelet habló con el jefe del Legislativo, Juan Guaidó, quien aseguró que la expresidenta de Chile está «insistiendo» para que liberen a los supuestos «presos políticos».

En la tarde de hoy, los miembros de la de Asociación de Rectores y Rectoras Bolivarianos de Venezuela se vieron con Bachelet para manifestarle el «impacto en los derechos humanos» provocado por las medidas coercitivas impulsadas por la Administración de Donald Trump.

Posteriormente, la Alta Comisionada fue recibida por una comisión de la Conferencia Episcopal Venezolana, encabezada por el monseñor José Trinidad Fernández, quien le entregó un documento de ocho puntos sobre la percepción del país que tiene la iglesia católica.

Bachelet llega a Venezuela en un contexto donde la oposición, encabezada por Guaidó, intenta retomar la presión internacional que obtuvo a principios de año para desacreditar al Gobierno de Maduro en materia de derechos humanos.

Por su parte, las autoridades venezolanas han consignado informes, documentos y testimonios para que la Alta Comisionada pueda conocer a detalle «las heridas de guerra» que ha dejado la política de sanciones de la Casa Blanca, apoyadas por sectores antichavistas.

«Una nueva relación»

Tras reunirse con Bachelet, el presidente Nicolás Maduro dijo que la visita de la Alta Comisionada constituye un «primer acercamiento» para construir una «nueva relación de cooperación» entre la oficina de derechos humanos de la ONU y el Gobierno venezolano.

«Después de haber conversado con la doctora Bachelet, creo que ha sido una buena visita«, dijo el mandatario desde el Palacio de Miraflores, a su salida del encuentro

El mandatario suramericano dijo que aunque siempre existirán «criterios diferentes», le aseguró a Bachelet que tomará sus sugerencias para que en Venezuela «prive un sistema de derechos humanos cada vez mejor, que proteja al pueblo».

«Le he dicho que puede contar conmigo, le he dado toda mi garantía como jefe de Estado, así como se la han dado todos los poderes públicos», destacó Maduro en declaraciones a la prensa

By RT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *