Fiscal Emiliano Arias: Esta no es la misma institución de Piedrabuena y Chahuán

El persecutor jefe de la región de O’Higgins, en medio de una entrevista televisiva, rechazó las imputaciones en su contra realizadas por el fiscal Moya y aseguró que espera que la investigación de la que sea objeto sea lo más completa posible

Esta mañana el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, se refirió en programa de canal 13, Mesa Central, sobre las acusaciones en su contra presentadas por el persecutor Sergio Moya el día jueves. Arias afirmó que no renunciará al Ministerio Público porque existe un compromiso con su equipo de investigación con el que lleva adelante varias causas complejas.

Arias señaló que le llama la atención el momento en que las denuncias se producen.  “Si yo no fuera el fiscal que todo Chile conoce, que ha perseguido a todos los tipos de poderes y personas posibles, ya estaría en el suelo”.

“Lo que me preocupa muchísimo, son las investigaciones que se llevaban a mi cargo, donde esta semana iba a empezar a tomar decisiones relevantes en las causas más grandes: como las listas de espera y en los casos de la Iglesia, se iban a decidir en el caso de tres clérigos y se iban a analizar los casos de encubrimiento”, explicó.

Además el persecutor afirmó que quiere que lo “investiguen de pies a cabeza” para poder continuar con su trabajo.

“Esta no es la misma institución que creó y formó Piedrabuena y que consolidó Chahuán”, afirmó Arias, para luego expresar que no quería seguir en la institución en su estado actual.

“Lo único que me ata a esta institución es el compromiso con las víctimas y con las investigaciones”, reiteró el fiscal.

El fiscal también habló de su relación con su superior jerárquico, Jorge Abbott, y como los mayores momentos de tensión fueron el tema de las pesqueras, específicamente con Corpesca, y el caso de los incendios, a los que calificó como “un desastre nacional”.

Entre las causas que ha investigado Arias está el caso Caval, indagatorias que incluyeron a Sebastián Dávalos -hijo de la ex presidenta Michelle Bachelet- y a su esposa, Natalia Compagnon, el presunto encubrimiento de altas autoridades de la Iglesia Católica en el tema de los abusos sexuales; y, hasta hace poco, la investigación contra los jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua están acusados por delitos relacionados con la corrupción, de la que fue removido por el fiscal nacional Jorge Abbott.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *