Cochamó se mantienen alerta ante posible cambio en su zona de interés turístico

A solicitud del empresario Roberto Hagemann, la Zoit podría ser modificada, una decisión que para la comunidad afectará el ejercicio del turismo en la zona y, además, dejará en evidencia que los intereses de privados se pueden poner por sobre los de los vecinos.

Cochamó está ubicada en la región de Los Lagos, al sur de la provincia de Llanquihue. Su valle es conocido por ser un gran lugar para practicar la escalada, ya que sus paredes de granito son ideales para ejercer esta actividad.

Esto los ha hecho conocidos a nivel mundial, y se han posicionado como un excelente sitio turístico, motivo que llevó a que el año 2007 se estableciera un polígono de Zona de Interés Turístico (Zoit), el que se define como “los territorios comunales, intercomunales o determinadas áreas dentro de éstos, que tengan condiciones especiales para la atracción turística y que requieran medidas de conservación y una planificación integrada para promover las inversiones del sector privado”.

De esta forma, la ley de turismo indica que “las Zonas de Interés Turístico tendrán carácter prioritario para la ejecución de programas y proyectos públicos de fomento al desarrollo de esta actividad, como asimismo para la asignación de recursos destinados a obras de infraestructura y equipamiento necesarios”, es decir, declararse de esta forma conlleva que las comunidades puedan fortalecer su desarrollo.

Sin embargo, a pesar de contar con este polígono el plan de acción requerido para este sector nunca se trabajó, y ahora a fin de año la vigencia de la zona vence, por lo que se inició un proceso de actualización, lo que mantiene en alerta a los vecinos de Cochamó por la posibilidad de que ese polígono sea disminuido.

Esto debido a que el empresario Roberto Hagemann solicitó a la Dirección Regional de Sernatur que las tierras de las que él es dueño sean excluidas de la Zoit, entre ellas el Fundo Pucheguin, debido a que, según indicó, en ese sector no hay actividad turística, ni tampoco se planea emprenderla. Sin embargo, los vecinos aseguran que no es así, que sí la hay y que de hecho la propiedad de los terrenos no está del todo garantizada.

“Se abre un nuevo proceso, Roberto Hagemann pide que sus terrenos queden fuera de la Zoit, que queden fuera del polígono, y ante esa solicitud la gente de la comuna que ya lo conoce, simplemente reaccionó inmediatamente. El valle de Cochamó es conocido a nivel mundial por ser uno de los mejores lugares de escalada de Sudamérica y es icono del turismo en Chile”, comentó a nuestro medio Rodrigo Condeza, presidente de la organización Puelo Patagonia.

Condeza agregó que la parte que este empresario quiere sacar del polígono, que corresponde a un tercio de la comuna, es importante para el turismo de la zona, pues miles de personas pasan por el sector para hacer escalada en lugares como el monstruo, Trinidad o el anfiteatro. “Dijimos no, por ningún motivo, empezando porque él no ha sido capaz de demostrar que es dueño y segundo, el sector ha sido ocupado desde hace unos 15 años por el mundo de la escalada”.

Roberto Hagemann no tiene buena fama en Cochamó, pues en 2013 quiso instalar una central hidroeléctrica de pasada, llamada Mediterráneo, utilizando las aguas del Río Puelo. Sin embargo, su proyecto no pudo prosperar debido a que la Corte Suprema anuló su Resolución de Calificación Ambiental en 2018, gracias a una serie de acciones de movilización emprendidas por la comunidad.

Ante esta solicitud del empresario referente a la Zoit, en Cochamó temen que sus intenciones nuevamente se vinculen con algún negocio alejado del espíritu natural de la zona.  Proyectos inmobiliarios, una futura venta, o una iniciativa extractivista han pasado por la mente de los vecinos. Sin embargo, poco ha dicho al respecto Hagemann.

De hecho, una de las sospechas que tienen los vecinos es que al excluirse de la Zoit, el empresario tendrá menos requisitos que cumplir al llevar a cabo algún tipo de proyecto, por ejemplo, podría evitar Estudios de Impacto Ambiental.

Victor Vaccaro, miembro del directorio de la asociación de Turismo del Río Puelo, comentó que en una reunión el mismo Hagemann reconoció estas intenciones.

“El mismo lo declaró en una reunión en la que yo participé. Le preguntaron directamente y él dijo ‘si se excluye la Zoit de ahí yo me evito hacer una Evaluación de Impacto Ambiental. Yo no tengo plata para estar pagando permanentemente en estas cosas’. Y el espíritu que nosotros, los vecinos, queremos tener es otro, es que haya empresas y que haya desarrollo económico, pero viendo a largo plazo la sustentabilidad y la sostenibilidad en las cosas que se están haciendo”, explicó Vaccaro.

Mantener una Zoit trae una serie de beneficios para las comunidades, pues permite posicionar y destacar el territorio, coordinar actores públicos y privados para realizar acciones en la zona que fomenten el turismo, y también priorizar ejecución de proyectos públicos mediante, por ejemplo, la asignación de recursos, por lo que disminuir este polígono afectaría directamente el desarrollo en Cochamó.

Respecto de los perjuicios que el cambio podría producir, Victor Vaccaro indicó que “lo más grave es que se desconocen los hechos, aquí el Estado ha trabajado en la elaboración de la Zoit, empresas, hay un plan de desarrollo comunal, hay una estrategia regional que habla que el desarrollo turístico es el pilar fundamental de esta región, entonces este tipo de cosas lo que pretende es desconocer todo ese avance y toda esa construcción de acuerdos”.

Por su parte, Leopoldo Muñoz, vecino de Cochamó y dueño de un hostal en la comuna, descartó que no haya interés turístico en los terrenos que se quieren retirar. “Hay una actividad regular que se realiza, hasta que él no comprará esos territorios era una actividad regular que se hacía, Chile y Cochamó, son conocidos por las paredes de escalada de granito y los lugares de atracción turística. En una temporada hacia la cordillera suben más de 15 mil personas, todos los veranos, entonces decir que esto no es una zona, ese tercio, no es de interés turístico es de un subterfugio que es muy contradictorio”.

Además, Muñoz sumó el antecedente de que la Hacienda Pucheguin, parte de los terrenos de Hagemann está a la venta, y se describe la zona justamente como turística.

En esta situación, una de los aspectos que más molesta a los vecinos es que el alcalde Carlos Soto apoya la reducción del polígono, postura de la que incluso dista el Consejo Municipal que aboga por respetarlo.

“Para la comuna de Cochamó ha sido complejo el tema por la falta de información de parte del municipio a la comunidad, que ha permitido que sujetos como este señor se hagan dueños de algo que no les pertenece, y más encima crea una suerte de asociación con personajes que deberían defender la comuna, violando principios de ética y notable deberes de funciones públicas como lo ha hecho nuestro alcalde”, señaló sobre esta situación el concejal Pablo Marín.

Además, el representante comunal indicó que Hagemann solo tiene derechos sobre los terrenos y no así el dominio, por lo tanto su facultad para decidir sobre este tipo de temas puede ser cuestionada.

Tanto el empresario Roberto Hagemann como el alcalde Carlos Soto fueron contactados por Radio Universidad de Chile pero evitaron referirse al tema.

En lo que refiere al proceso de validación de la Zoit, la consultora que estaba evaluando esta decisión asumió errores metodológicos y aseguró  que los terrenos del empresario serán, por ahora, parte del polígono. Sin embargo, para ratificar la decisión deben pronunciarse órganos públicos, además del gobierno, por lo que ganar la batalla no es aún del todo seguro.

Créditos Fotografías: Facebook Puelo Patagonia. 

By: Andrea Bustos C.  / Diario Uchile

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: