CAM llama a “no caer en el juego enemigo” tras muerte de dos comuneros en Pidima

En un comunicado escrito por la comisión política de la Coordinadora Arauco Malleco, los dirigentes acusan que Forestal Mininco, “con la participación directa del gobierno de turno, personificada en la figura de Alfredo Moreno, han desarrollado una estrategia que tiene por objetivo provocar enfrentamientos entre mapuche”.

La Comisión Política de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) lanzó un comunicado en relación a los acontecimientos ocurridos este martes en la comunidad mapuche Poyen Mapu de Pidima, en los que resultaron muertas dos personas tras recibir disparos de otro comunero.

Frente a esto, la CAM comentó que “desde hace un tiempo a la fecha, Forestal Mininco ha desarrollado una estrategia con el objetivo de provocar enfrentamientos entre mapuche”, atribuyendo la situación de Pidima a esta lógica y ejemplificando con la zona de Lleu Lleu en la que, según dicen, se ha generado un clima hostil entre comunidades.

Por otra parte, desde la Coordinadora manifestaron que las negociaciones entre las empresas forestales y las comunidades mapuche son una farsa, que hace creer a distintos sectores que existe una disposición al diálogo y a la devolución de predios por parte de la forestal, cuando en realidad no es así. Por esto, la CAM deja en claro en su comunicado que “por esta vía, no existirán avances concretos en materia territorial ni política para nuestro pueblo”.

Asimismo, la Comisión Política del movimiento de resistencia llamó a los dirigentes y a las comunidades a transparentar sus posturas, para frenar la presencia de operadores forestales en wallmapu. “No es posible por un lado decirse parte de la resistencia y por otro lado trabajar con la forestal”, reza el comunicado.

Por otra parte, hacen un llamado a no confrontarse entre mapuche y evitar acciones fratricidas, para contrarrestar la estrategia empresarial “ejerciendo verdadero control territorial como única opción válida y digna para recuperar el territorio y autonomía”.

Así también acusan que la puesta en marcha del Estado de excepción tiene por objeto naturalizar la presencia militar en wallmapu, tanteando terreno para una futura intervención militar en el conflicto. “Todo esto (…) avalado por el fascista y ultraderechista gobierno de Sebastián Piñera”, continúa la misiva.

Por último, la CAM reafirma su postura autonomista y revolucionaria de dar continuidad a la lucha frontal contra las forestales, diciendo que combatirán “a sangre, sudor y fuego” y llamando a las comunidades “a no caer en el juego del enemigo, a combatirlos sin transar hasta lograr la expulsión definitiva de las inversiones capitalistas a través de acciones de sabotaje y resistencia”.

By: Tomás González F. / Diario Uchile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *